Minneapolis, el comienzo de la resistencia popular a la contención mortal-


En: https://les7duquebec.net/archives/255461

                                                                    3.6.2020

Por Robert Bibeau

Dediquemos unos minutos a observar, a partir de un ejemplo concreto, la forma en que el gran capital, a través de sus medios de comunicación y con la complicidad de la pequeña burguesía, está tratando de transformar una lucha de resistencia popular en una guerra reaccionaria interracial.

Es incorrecto afirmar que el asesinato de ciudadanos negros o blancos es un «error» de un policía excesivamente celoso, inexperto o aterrorizado. No es la población estadounidense la que aterroriza a la policía, es la policía de los ricos la que aterroriza a la población estadounidense pobre de todas las razas, todos los colores y todos los orígenes étnicos … esta realidad Obama, los demócratas y la burguesía estadounidense negra gustarían ocultarlo. Mientras tanto, Trump asume francamente sus impulsos reaccionarios, de los cuales «Sleepy» Joe lo acusa.

Cada año, la policía estadounidense mata a más de 500 ciudadanos estadounidenses y la carnicería continúa durante décadas, con la aprobación implícita, si no la recomendación explícita de las autoridades estadounidenses, bajo el reinado de Clinton, Obama, Bush y de Trump. En los Estados Unidos, además de la pena de muerte judicial, el estado también practica la pena de muerte extrajudicial preventiva o punitiva, tal como el ejército estadounidense en el extranjero la practica en varios frentes de sus «compromisos». Gadafi y Bin Laden han sido dos víctimas famosas, como otras, menos conocidas. Durante los días del presidente Obama, todos los martes en la Oficina Oval personas de diferentes razas, colores y orígenes étnicos fue sentenciadas a muerte, sin juicio, por el jefe militar de la Casa Blanca, premio Nobel de la Paz! Una vez que el decreto de muerte firmó, los drones del Pentágono estaban haciendo el trabajo del oficial de policía Chauvin.

Esta política de represión policial contra el proletariado negro, pero también contra los trabajadores blancos y latinos, contra las personas sin hogar, contra los amerindios, contra los esclavos asiáticos de los «sweats shops» y contra los inmigrantes ilegales, afecta a todo el mundo del trabajo sin discriminación racial. Esta represión no se dirige a una raza, grupo étnico o minoría en particular. Se dirige a la clase social proletaria, a las personas sin hogar y, desde la pandemia de coronavirus y el encierro asesino, también se dirige a la pequeña burguesía empobrecida. Esta política represiva enseña a la gente local que está aterrorizada no por trabajadores enojados, sino por la policía.

El mensaje subyacente a estos asesinatos policiales filmados es el siguiente: «Ciudadanos de la miseria, proletarios enojados, no resistan a sus miserables condiciones de vida y trabajo, de lo contrario los mataremos y aplastaremos su resistencia, como todos pueden ver en estos videos publicados en las redes sociales. Es por eso que en Minneapolis el 25 de mayo, ninguno de los agentes de policía involucrados se dignó a tratar con los numerosos testigos que filmaron el asesinato en vivo. La transmisión de escenas de represión es parte de la táctica terrorista de la policía de los ricos.

En resumen, el asesinato de una persona sin hogar por la policía de Minneapolis en 2016, y la reanudación de un «espectáculo» similar en 2020 son parte de un plan estatal terrorista que tiene como objetivo asustar al pueblo estadounidense independientemente de raza o color de los asesinados.

Como siempre hemos escrito, el proletariado estadounidense es el más evoludo y el más avanzado. Vive bajo la dictadura capitalista más degenerada, más depravada, más desesperada y más terrorista porque es la más asustada y la más consciente de su caída.

La situación económica del imperialismo estadounidense es catastrófica, lo que obliga al capital yanqui a aumentar la presión sobre el proletariado más allá de la imaginación, y esto simplemente para mantenerse a flote, por encima del agua, frente al crisis y la guerra que el capital estadounidense ha emprendido contra sus competidores.

Lo que los capitalistas estadounidenses aprendieron en 2014 en Ferguson y Dallas (5 muertos y 7 policías heridos), en Minneapolis en 2016 y nuevamente en 2020 es que el proletariado estadounidense está armado y es peligroso y eso si no es así. No se desorienten por las tonterías racistas propagadas por los medios pagos y la pequeña burguesía, por lo que el gran capital podría estar en peligro ante el aumento de la resistencia popular. No son los negros que son blanco de los asesinatos de los policías blancos, latinos, negros o amerindios, son los combatientes los que resisten el estado de los ricosPero cuidado, el proletariado no es terrorista, anárquico ni individualista, y debe responder como una clase consciente y unida a las provocaciones del capital.

En Minneapolis, por este enésimo asesinato de un ciudadano por parte de la policía, todos tienen la opción de denunciar a un oficial de policía blanco racista que mató a un hombre negro pacífico. O, para denunciar a la policía fascista al servicio del estado de los ricos, que asalta a los trabajadores sin dinero y se resiste al encierro asesino que arrojó a 34 millones de sus compañeros en el desempleo y en la pobreza. Toda la clase política occidental, los medios en su paga y los pequeños burgueses del servicio favorecen la primera versión … ¿adivinan por qué? El proletariado de cualquier raza, color o origen étnico defiende la segunda versión correspondiente a su experiencia de vida.

Estamos oprimidos por la crisis económica que la pandemia ha profundizado y que la contención mortal se ha acelerado. La revuelta popular que sacude a Estados Unidos constituye el primer movimiento de resistencia al estado de los ricos que nos ha impuesto este encierro asesino.

 

Robert Bibeau

Robert Bibeau es un periodista, especialista en economía política Marxista y activista proletario durante 40 años.                                                                            

robertbibeau@hotmail.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.