No a los exámenes y cursos en línea ! No mas desigualdades! NO mas despidos !


El 70% de los profesores y el 40% de los alumnos tienen problemas para la enseñanza online.

Muchos tienen problemas por exceso de alumnos, problemas de conexión o tener que atender a personas en su entorno.

Desde el lunes 16 de marzo, y por un período indefinido, las universidades y los colegios han estado cerrados por razones de salud. Se ha impuesto la  «continuidad pedagógica» por parte de los establecimientos a través de cursos y exámenes desmaterializados que agravan la precariedad de los estudiantes de por si ya existente.

De hecho, los estudiantes y alumnos que no tienen un acceso confiable a Internet (sin wifi, o una red de baja calidad, sin computadora y sin biblioteca) no pueden seguir como los demás.

En este contexto, le recordamos que el código de educación estipula que «la validación de las lecciones controladas por pruebas organizadas remotamente en forma digital, debe estar garantizada por la verificación de que el candidato tiene los medios técnicos que le permiten pasar las pruebas de manera efectiva». Esta verificación es imposible en el estado actual de las cosas, la decisión que se tomó para someter a los estudiantes y alumnos a exámenes y cursos desmaterializados parece completamente contraria a las regulaciones vigentes.

Las situaciones son diversas y variadas, y las medidas tomadas por las presidencias de las universidades y colegios solo son aplicadas  por los más favorecidos socialmente.

 Entonces, hay una brecha de desigualdad aquí, que empeora a medida que dura el “virus” .  Además, el contenido que se ofrece en línea, como cursos de audio y / o visuales, no tiene en cuenta las desventajas de los estudiantes (cuyos asistentes están ausentes o incluso se despide a algunos) y el entorno como sus residencias.

Los docentes también se encuentran en una situación de desigualdad frente a las medidas decretadas por los administradores universitarios y colegios. Algunos maestros deben producir el contenido del curso en línea desde su hogar. Esto ya constituye un trabajo adicional en comparación con la preparación de lecciones presenciales, obviamente no remuneradas.

 Finalmente, los maestros temporales con muy baja estabilidad laboral enfrentan mucha más presión para preparar y ejecutar sus cursos en línea porque es posible que no se les pague si no prueban que El trabajo ya está hecho.

Mantener los exámenes a toda costa a menudo se justifica por el deseo de mantener el «valor» de los diplomas. Qué ironía ver que quienes ayer redujeron los presupuestos de la educación, degradando así la calidad de nuestra enseñanza y restringiendo el acceso a los estudios al imponer medidas selectivas, se están convirtiendo hoy en fervientes defensores de  nuestros diplomas!

Defender el valor de nuestros diplomas es más bien luchar contra las políticas neoliberales  para transformar la educación superior y la investigación. Defender el valor de nuestros diplomas también significa oponerse a la financiación y las sucesivas oleadas de desentrañamiento de la legislación laboral que implica.

La instalación de la escuela a distancia es una ganga para quien se empeña en destruir el servicio público. Es un verdadero experimento a escala natural para completar la privatización de la escuela soñada por la OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos) y aplicada por los sucesivos ministros.

! Es simple: se sustituye una hora de clase por una hora de trabajo personal… El tiempo de atención de un alumno en clase oscila entre 4 minutos en preescolar y 35 minutos por hora para un adulto. Convertir entonces una hora de clase en una hora de trabajo personal, es multiplicar la exigencia de productividad escolar por un mínimo de dos para los estudiantes de secundaria.

¿Qué mejor que hacer que los profesores se piensen a sí mismos como «facilitadores pedagógicos» para garantizar la «continuidad pedagógica»?

Sin comunicación y enseñanza virtual, la escuela telemática, con sus elementos degenerativos de aislamiento y solipsismo, no puede  NUNCA reemplazar, el elemento vital de la confrontación directa dentro de  la comunidad. E incluso la relación alumno-profesor, hecha de expresiones, vibraciones sensoriales e intelectuales, y encanto, nunca puede NI PODRA ser remplazada  por la frialdad deshumanizante de una pantalla.

Además, nos negamos a ver estas  «excepciones» convertidas en reglas.

¡Rechazamos que el confinamiento sea el laboratorio de medidas que empeoran la calidad educativa de nuestras lecciones!

Es por eso que claramente requerimos la validación automática de este segundo semestre para todos los estudiantes y alumnos.

 Por lo tanto, solicitamos la suspensión inmediata de todos los exámenes y todas las formas de evaluación, informes de pasantías y disertaciones, lo que también implica el aplazamiento de los plazos en las plataformas de aplicación, así como la no obligación para los docentes que no deseen hacerlo y  tengan los medios materiales de cursos en línea exclusivamente como opcionales.

https://www.change.org/p/ugr-no-a-los-ex%C3%A1menes-y-cursos-en-l%C3%ADnea-no-mas-desigualdades

https://www.initiative-communiste.fr/articles/luttes/du-primaire-au-superieur-la-grande-casse-de-lenseignement-et-de-la-recherche/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.