Yuri Afonin: “El feminismo burgués distrae tanto a las mujeres como a la sociedad de los problemas reales”


En un momento, el feminismo fue un movimiento muy progresista. Muchas comunistas famosas eran feministas: Clara Zetkin, Rosa Luxemburg, Alexandra Kollontai y otras lucharon por la igualdad de derechos para las mujeres, por los mismos salarios que los hombres, por la igualdad de oportunidades. Buscando el derecho al voto de las mujeres. Y fue aquí en la Unión Soviética donde se logró un avance histórico colosal para garantizar la igualdad de las mujeres.
Pero ahora el feminismo en el mundo se ha convertido en un fenómeno predominantemente burgués. Constantemente trata de distraer tanto a las mujeres como a toda la sociedad en temas secundarios, olvidándose de los temas más importantes. En el tercer mundo, cientos de millones de mujeres siguen trabajando en pésimas condiciones, por una miseria y casi sin ninguna observancia de las leyes laborales.
El significado de tal feminismo es distraer a las mujeres de cómo el capital las está robando, hacerlas pensar en pseudoproblemas, cree el primer vicepresidente del Comité Central.