El engaño del progresismo.


La irrupción del “progresismo” como idea de liberación, aunque no es nueva, ha recobrado fuerza en tiempos recientes.
El discurso que apunta a crear una “nueva izquierda” alejada de Cuba, Nicaragua y Venezuela ha ido cobrando fuerza, incluso en sectores “progresistas” de la región. Desde autores de orientación “socialista” como el chileno Roberto Pizarro hasta intelectuales como el brasileño Emir Sader de quien no puede haber ninguna duda respecto de su honorabilidad intelectual, han escrito artículos en los que se apresuran a visualizar una izquierda latinoamericana desprendida de Cuba, Nicaragua y Venezuela.
No está en el progresismo el futuro liberador de los pueblos. Está y seguirá estando en la revolución.

CHILE: la rendición incondicional de Boric- Con todo respeto Atilio Borón: no votaré por Boric


A la izquierda imperialista
«Y Fidel me dijo que en la lucha se debía saber en qué trinchera estaba el imperialismo para ponerse en la del frente.
Quiero decirte –quiero reiterarlo- jamás votaré por alguien que diga que Cuba, Nicaragua y Venezuela son unas dictaduras. No acepto que se diga que Fidel, Raúl o Díaz-Canel, que Daniel Ortega, que Chávez o Nicolás Maduro, son unos dictadores. Ni tú ni nadie me van a convencer de eso. Yo tengo mi conciencia tranquila y espero que tú también tengas la tuya igual.»